De cara a la elección de 2018, se exhibe una competencia entre el PAN, Morena y PRI; el PRD se rezaga
    

Empata Morena al PRI en segundo
Como único candidato seguro rumbo a 2018, Andrés Manuel López Obrador regresa al primer lugar entre los presidenciables, y su partido avanza hasta alcanzar al PRI, pero aún debajo del PAN.

Lorena Becerra / Periódico Reforma 


El respaldo electoral de Morena creció cuatro puntos porcentuales en el último cuatrimestre, reflejando un fortalecimiento en la posición de Andrés Manuel López Obrador. El político tabasqueño no es superado en ningún careo y únicamente es empatado en primer lugar por la ex Primera Dama, Margarita Zavala, en algunos escenarios. Así lo registra la más reciente encuesta de Grupo REFORMA a mil 200 adultos, levantada en noviembre.


A un año de que inicie la carrera presidencial, el escenario partidista exhibe una competencia de tres – PAN, Morena y PRI- con un PRD mermado, y la presencia estable de los partidos pequeños en su conjunto. Destaca el avance de Morena tras mostrarse competitivo en algunas elecciones estatales del pasado junio y con una presencia importante de cara a la elección de 2017 en el Estado de México.

 
 

En términos de imagen, todos los aspirantes presidenciales que se miden en la encuesta registran un balance negativo salvo Pedro Ferriz de Con. Es decir, las opiniones negativas que tienen los encuestados superan a las positivas, en particular en el caso de los priistas Miguel Ángel Osorio Chong y Eruviel Ávila.

 
 

En las contiendas internas, Osorio Chong sigue siendo el priista preferido, tanto por la población general, como por aquellos que dicen identificarse con el tricolor. En el caso del albiazul, Margarita Zavala supera al presidente del PAN, Ricardo Anaya, en el apoyo que recibe en ambos segmentos poblacionales. Esto difiere de lo que se observa entre la población de militantes panistas – Encuesta REFORMA del 28 de noviembre – en donde Anaya resulta puntero.

 
 

Entre los independientes resalta el decremento en el apoyo hacia el Gobernador de Nuevo León, Jaime Rodríguez “El Bronco”, que lideraba las preferencias respecto al resto de los independientes en mediciones anteriores. En esta ocasión se introdujo a la analista política, Denise Dresser, quien empata con el resto de los aspirantes, aunque entre apartidistas resulta la preferida.

  

Careos y escenarios

En el primer careo, que refleja un escenario netamente partidista, López Obrador resulta puntero, seguido por Zavala, y Osorio Chong se rezaga en un tercer lugar 14 puntos por debajo de AMLO. Miguel Ángel Mancera obtiene un apoyo por encima de lo que logra el PRD en boleta, pero aún así ocupa un lejano cuarto lugar.

Al introducir a un candidato independiente como “El Bronco”, el voto por la izquierda en su conjunto se reduce y Zavala empata al representante de Morena. En este caso el PRI no se ve beneficiado.

Aunque se puede anticipar la presencia de más de un independiente, cabe resaltar que por la ambigüedad que rodea a este tipo de candidaturas, el efecto que tiene la presencia de alguien como “El Bronco” no necesariamente será replicado por el impacto que puede tener alguien como Denise Dresser o Jorge Castañeda. Es decir, distintos candidatos independientes pueden perjudicar a distintos candidatos partidistas dependiendo de su perfil.