627 views

En el municipio de Aquixtla, ubicado en la Sierra Norte de Puebla, se localiza la reserva forestal El Manantial, una organización de propietarios particulares que reconocidos por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) aprovechan, cultivan y conservan sus recursos forestales.

Aquixtla, Pue..- Para adornar las casas, oficinas o negocios con motivo de las fiestas decembrinas siempre será mejor un árbol natural que un ejemplar de plástico, pero para conservar el mismo pino para el próximo año, ahora se ofrecen árboles vivos en maceta.

En el municipio de Aquixtla, ubicado en la Sierra Norte de Puebla, se localiza la reserva forestal El Manantial, una organización de propietarios particulares que reconocidos por la Comisión Nacional Forestal (Conafor) aprovechan, cultivan y conservan sus recursos forestales.

Para llegar a uno de los lotes donde se encuentran los árboles de El Manantial hay que entrar por el lado de Chignahuapan, continuar durante 15 kilómetros por una vereda que introduce a los visitantes entre el bosque de coníferas que abunda en la región.

Faustino Sosa Rivera, encargado del vivero, explica a Notimex sobre el trabajo que realizan en la reserva y la nueva oferta que tienen para los visitantes, la mayoría de éstos provenientes principalmente de Puebla, Veracruz, Hidalgo y Tlaxcala.

Desde hace 21 años existe El Manantial, donde ofrecen árboles de las especies pinabete, oyamel, picea y pino ayacahuite, pero este año la innovación es que no sólo brindan estos ejemplares para corte, sino en maceta en diferentes tamaños y precios.

Los árboles vivos en maceta se pueden encontrar en tamaños que van desde 1.60 a 2 metros de alto, y éste tiene un costo de mil 300 pesos, pero también los hay de 2 a 2.30 metros con un valor de mil 400 pesos, y 2.31 metros a 2.5 metros de alto en mil 500 pesos.

“La gente viene, recorre el vivero, escoge su árbol y se lo subimos al auto. En las últimas fechas se han llevado más en maceta porque dicen que así no es necesario cortar un árbol y no dañan a la naturaleza. Después de las fiestas le quitan los adornos y las luces y les sirve para adornar su jardín o terraza”, relató.

En medio del vivero se respira un olor a pino, un olor fresco y agradable al sentido, y que a decir de Sosa Rivera, esa es una de las ventajas de contar con un árbol natural en las casas en lugar de colocar un árbol de plástico.

Desde el pasado 18 de noviembre comenzó la venta de ejemplares navideños para este año, siendo los días sábado y domingo los más socorridos por las familias y algunos comerciantes, quienes eligen el árbol que será el centro de las miradas de sus clientes, amigos y familiares.

El año pasado El Manantial logró la venta de mil 500 árboles de diferentes especies, por lo que Faustino Sosa consideró que este año se alcance una cifra igual, más los árboles vivos en maceta que resulta una novedad y una excelente alternativa para los compradores.

“Estaremos vendiendo hasta el 23 de diciembre, de 8:00 a 17:00 horas, porque hay gente que deja todo a la mera hora y corren por su árbol. La familia puede escoger su árbol vivo y lo llevamos a su auto, o si quieren de corte nos dice, lo cortamos, lo enmallamos, le ponemos la cruceta y la vasija para el agua”, explicó.

En el caso de los árboles de corte, recomendó que una vez que los colocan en su casa, les deben poner agua todo el tiempo durante la primer semana, ya que es el periodo en el que más absorben el líquido luego de ser cortados; ello también ayudará a que sus ramas y hojas desprenden sus aromas.

“Tengo siete años trabajando en el vivero y me da mucho gusto trabajar aquí, porque tengo contacto con la naturaleza y veo crecer los árboles desde que llegan hasta que se los llevan.

“Los trasplanto, cuando apenas tienen 1 año de edad, les pongo su fertilizante, los fumigo, los podo en marzo y en julio”, comentó tras señalar que después de 6 u 8 años de cuidados están listos para ser cortados.
Los árboles navideños de corte con cruceta y vasija tienen un costo de 375 pesos en un tamaño de 1.60 a 1.80 metros de alto, pero si son de 1.81 a 2.20 metros su costo es de 445 pesos, de 2.21 a 2.60 metros de alto tienen un costo de 520 pesos.
También hay ejemplares más altos, de 2.61 a 3 metros; de 3 a 4 metros, y de 4 a 5 metros, con precios de 615 pesos, 690 y 790 pesos, respectivamente.
En el predio, de cinco hectáreas aproximadamente, se pueden observar los árboles para corte, y a un lado los árboles que fueron ya plantados, pues Faustino Sosa nos explica que el compromiso como reserva, es que por cada árbol que se corta, se debe sembrar uno nuevo.
En este sitio donde se siente el aire frío de la Sierra Norte de Puebla, también cuentan con plantaciones de lavanda, de la cual, con ayuda de destiladoras, extraen la esencia para vender el aceite y fabricar jabones y cremas.
De acuerdo a la Conafor en el país se cuenta con 800 mil árboles, distribuidos en 11 mil 335 hectáreas de plantaciones, para que los mexicanos celebren las fiestas de Navidad 2016.
En la Sierra Norte de Puebla las especies que más de producen por las condiciones del clima son pino, ayacahuite, oyamel y pinabete; en tanto que, en el país también se producen especies como pino blanco, pino prieto, pino piñonero y cedro blanco.
El padrón de la Conafor cuenta con un registro de 848 productores de árboles de Navidad, de los cuales 295 ya cuentan con producto de entre cinco y ocho años de edad para ser escogido por las familias mexicanas y llevarlo a sus hogares.
Los árboles de Aquixtla son una excelente opción para adornar con elementos naturales sus fiestas decembrinas, y si acude a los viveros, le recomendamos visitar este municipio serrano que ofrece otros sitios de interés.
Entre los que destacan la Parroquia de San Juan Evangelista, decorada con Talavera, los portales del Palacio Municipal y las fachadas coloridas. En las inmediaciones, se puede disfrutar de la naturaleza en las cascadas El Salto de Tepexcanal y Popocaya.
Notimex

627 views