Brutal, como suele ser en ocasiones la realidad, fue la caída del Olimpo de Felipe Burgos Morales, director del Complejo Regional Norte BUAP. Acostumbrado a departir con su grupito de aduladores y borrachines  (los restaurantes Altavista y el Rincón Mexicano fueron mudos testigos), descuidó sus funciones al frente de la institución de educación superior más importante del estado. Desde su llegada al cargo fue incapaz de organizar un solo evento académico a la altura de la BUAP; un concurso de “calaveritas” fue su máximo orgullo.

Pisoteando impunemente los derechos académicos de los docentes y administrativos del CRN, Burgos Morales ignoró la máxima que es ley: primero en tiempo, primero en derecho, y ahora deberá responder ante la universidad y ante la sociedad serrana de la pésima imagen que proyecta la institución a la que sirve.

Integrante de la directiva de la asociación sindical de académicos (Aspabuap) fue incapaz de aprender los principios básicos de la defensa de sus agremiados. Influido por sus brillantes asesores en sus noches de parranda pisoteó el Contrato Colectivo de esta organización y escupió sobre la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos. Hoy, despertado de sus sueños tropicales de poder saldrá por la puerta de atrás, tal y como lo merecen todos aquellos individuos que traicionan los objetivos y la misión de nuestra universidad. Para ser congruente con su larga trayectoria académica debería hacernos el favor de llevarse consigo a su círculo de plañideras. Sun Tzu dixit!

La campaña del general

Luis Márquez Lecona subió intempestivamente en las preferencias ciudadanas con rumbo a la candidatura del partidazo. Sus adversarios han reaccionado con nerviosismo y redoblan esfuerzos para no perder las posiciones  logradas. Sin embargo, todos los aspirantes priístas saben que el secreto de su éxito radica en la unidad. Sin esta condición su destino es la derrota.

Trascendidos…

Enviamos un cariñoso abrazo a Arleen Balderas por el fallecimiento de su padre. Desde este espacio reiteramos nuestro cariño y amistad a una mujer  que ha destacado por su inteligencia y sensibilidad.

Procedente del pueblo español de Espronceda, del que algún día será alcalde, mi amigo Benjamín esta de visita en Zacatlán viviendo los mejores días de su vida con una increíble mujer.

Convivimos con el profesional equipo de la directiva estatal de Nueva Alianza, dispuestos a dar la batalla y posicionarse como una atractiva alternativa para el electorado serrano.